Siria entrega inventario de sus armas químicas, en línea con acuerdos

Por Thomas Escritt

AMSTERDAM (Reuters) - Siria entregó la información sobre su programa de armas químicas a una agencia respaldada por Naciones Unidas, cumpliendo con el primer plazo de una ambiciosa operación de desarme que busca eludir la amenaza de ataques aéreos de Occidente.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) dijo el sábado que "recibió la esperada revelación (del inventario)" de Damasco, 24 horas después de sostener que había entregado un documento parcial de las autoridades sirias.

El regulador dijo que estaba revisando la información, entregada luego de que el presidente Bashar al-Assad acordó destruir las armas químicas de Siria tras un ataque con gas sarín en suburbios de Damasco el mes pasado, la ofensiva más mortal de este tipo en 25 años.

Estados Unidos acusó a las fuerzas de Assad por el ataque, que según Washington habría causado la muerte de más de 1.400 personas.

Assad acusó a rebeldes que intentaban derrocarlo, sosteniendo que no tenía sentido que sus fuerzas utilizaran armas químicas cuando los insurgentes estaban ganando el control y mientras inspectores de armas químicas de Naciones Unidas permanecían en el centro de Damasco.

El cronograma fue establecido por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, hace una semana en Ginebra, cuando dejaron de lado sus diferencias sobre Siria para sellar un plan que quita las armas químicas a Assad y elimina la amenaza inmediata de un ataque militar de Washington.

El plan fijó un plazo límite del sábado para que Siria entregue un reporte completo de las armas que posee.

Expertos en seguridad dicen que tiene cerca de 1.000 toneladas de gas mostaza, VX y sarín, el agente nervioso que inspectores de la ONU encontraron después de que cientos de personas murieron envenenadas tras ataques con misiles el 21 de agosto a áreas en manos rebeldes.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el viernes, luego de que OPAQ anunció la declaración inicial de Siria, que estaba estudiando el material. "Una lista precisa es vital para asegurar la implementación efectiva", dijo la portavoz Marie Harf.

Una vez que el ejecutivo del OPAQ haya votado para seguir el plan Lavrov-Kerry en una reunión prevista a inicios de la próxima semana, el Consejo de Seguridad deberá aprobar los acuerdos-marcando un raro consenso después de dos años de estancamiento entre Oriente y Occidente por Siria.

No obstante, ambas potencias están divididas sobre cómo asegurar el cumplimiento del acuerdo. El presidente estadounidense, Barack Obama, ha advertido que aún está preparado para atacar Siria, incluso sin la autorización de Naciones Unidas, si Assad incumple el acuerdo.

Rusia, que dijo que no está claro quién estuvo detrás del ataque de agosto y tiene poder de veto en el Consejo de Seguridad, se opone a los intentos de las potencias de Occidente por imponer una amenaza explícita e inmediata de sanciones.

Moscú quiere discutir maneras de obligar a Siria a cumplir con el acuerdo sólo en el evento de que Damasco no coopere.

(Reporte adicional de Dominic Evans en Beirut, Jason Bush en Moscu; Escrito por Dominic Evans. Traducido por Maria Cecilia Mora. Editado en español por Marion Giraldo)

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK