Chile investiga muerte de miles de crustáceos

SANTIAGO, Chile (AP) — Las autoridades chilenas investigan la causa de muerte de miles de langostinos y jaibas que aparecieron en una costa del sur del país, tiñendo la playa de rojo mientras que Endesa Chile negó el jueves estar relacionada con este suceso aunque los pescadores de la zona culpan a las termoeléctricas.

Los crustáceos son la fuente de sustento de centenares de pescadores de Caleta Lo Rojas, en Coronel, 530 kilómetros (330 millas) al sur de Santiago.

"La variación de biomasa que se produjo este fin de semana en Coronel lo hemos monitoreado y nuestros estudios indican que se produce debido al ingreso de aguas profundas provenientes de la plataforma continental inducidas por corrientes de vientos en el mar", dijo gerente de proyectos de Endesa Chile, Marcelo Alvarez.

"Nosotros vamos a colaborar completamente con las autoridades en las investigaciones, entregando todas las informaciones que tengamos disponibles y buscando desarrollar un monitoreo variable para identificar cuál es el motivo de estos fenómenos que evidentemente son inusuales que se produzcan".

Los langostinos fueron encontrados muertos la madrugada del martes mientras las jaibas, crustáceos de mayor tamaño conocidos por su rica carne blanca, aparecieron una parte sin vida y los otros ejemplares agitando desesperados sus patas, según las imágenes mostradas por la televisión estatal.

Millones de pequeños langostinos aparecieron varados en una playa en el sur de Chile, en un inusual fenómeno que cubrió de rojo al menos tres kilómetros de costa, sorprendió a los lugareños y ... más 
Millones de pequeños langostinos aparecieron varados en una playa en el sur de Chile, en un inusual fenómeno que cubrió de rojo al menos tres kilómetros de costa, sorprendió a los lugareños y motivó una investigación oficial, según pescadores y fuentes de la policía civil. (AFP | str) menos 
1 / 2
AFP
jue, 21 mar 2013 14:40 CLT
El oleaje los arrastró de regreso al mar. Las autoridades zonales han advertido a las comunidades cercanas que no coman los crustáceos muertos ni los moribundos.

La mortandad se produjo en las cercanías de un ducto de desagüe de las termoeléctricas Bocamina I y II de la multinacional Endesa, de capitales españoles e italianos, y Santa María, de la chilena Colbún.

Pescadores de la zona entrevistados por la televisión estatal culparon del desastre ecológico al alza de la temperatura del lugar por los residuos líquidos y sólidos que salen por los ductos de las termoeléctricas.

El pescador Gregorio Ortega dijo que "este varamiento de jaibas no se había visto jamás" y que "no hay duda que son las termoeléctricas las causantes de la magnitud de este desastre".

Cientos de crustáceos muertos también fueron arrojados a la playa en la misma área el fin de semana.

Néstor Lloyd, director regional del Servicio Nacional de Pesca, dijo que "estamos propiciando que se haga una investigación para saber las causas, que pueden ser múltiples".

Ana María Aldana, fiscal para delitos ambientales, anunció que las autoridades recabarán todas las evidencias posibles, para determinar si hubo un delito.

La activa industria minera del país requiere más energía. Algunos analistas opinan que la nación debe triplicar su capacidad en 15 años, a pesar de no contar con petróleo o gas natural.

Chile importa 97% de sus combustibles fósiles y depende mucho de la generación hidroeléctrica, lo que deriva en crisis cuando las sequías drenan las reservas o conflictos internacionales afectan las importaciones de combustible.

La mayoría de los chilenos se opone a desarrollar un proyecto energético que colocaría represas en los ríos de la Patagonia chilena por temor al daño ambiental. Endesa participa con 51% del proyecto HidroAysen y Colbún con 49%. Algunas manifestaciones contra el proyecto se han vuelto violentas.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK